17 de septiembre de 2014

El río suena








Un remolino es algo que puede ocurrir en cualquier lugar en dónde haya la suficiente cantidad de agua. Es un fenómeno vinculado con la fuerza, el caudal y la profundidad. Puede ocurrir en el mar, pero cuando ocurre en un río, tiene la particularidad de que ocurre cerca nuestro: agita las cosas que nos rodean, revuelve el fondo y trae lo hundido y lo olvidado a la superficie. 

Todo eso lo puede desencadenar un buen disco, una auténtica conjunción de fuerza, caudal y profundidad del alma, y el nuevo y segundo álbum del trío de rock, Acorazado Potemkin lleva esa única palabra por nombre y le hace justicia: “Remolino”, y es un remolino en el río, ocurre cerca y despierta lo oculto.  Para quienes escucharon su trabajo anterior y debut “Mugre”, éste nuevo álbum no hará más que confirmar que frente a Acorazado nos encontramos con una banda destinada a ocupar el lugar de clásico que alcanzan las bandas que logran la delicada y difícil tarea de conseguir un equilibrio metaestable entre la música y la palabra. 

La letrística de Juan Pablo Fernández (ex–Pequeña Orquesta Reincidentes) es de un subido color poético y su fraseo de entonación rioplatense funda un lirismo poderoso. Musicalmente el power trío suena con un ajuste digno de la metalmecánica y compositivamente suenan originales sin malabares eclécticos, construyen climas al modo de los “moods” del jazz y han logrado una identidad. 

En ese sentido la labor en bajo de un hombre como Federico Ghazarossian (ex - Me Darás Mil Hijos/ Don Cornelio)  que ha pasado años aportando al rock desde el contrabajo tal vez explique que además de groove y potencia, haya textura. En batería se encuentra Luciano Esain aportando todo el armazón que un power trío requiere y más, mucho más, con un trabajo vocal de coros pocas veces oído en el rock local.

Así es que remolino nos arrastra desde el borde al centro aún en la era de lo digital (y hay que decir que el trabajo completo es ofrecido por la banda para su libre descarga). La orilla está marcada por un rock crudo que “es un camión chocando tus columnas” (A lo mejor). Adentrándose en el agua podemos oír un bellísimo mid tempo cuya letra escribió el destacado compositor correntino Gerardo “Yayo” Cáceres (Pintura Interior), a partir de allí estamos siendo succionados por el remolino quizás para siempre. 

Los temas “Cerca del Sol”, un tango “clasheano”, “Disuelto” y el que cierra la placa; “Sabés” fueron escritos por Ghazarossian quién aporta un estilo diferente de escritura sin perder la coherencia general del trabajo.

Una mención especial merece “Remolino”, la canción que da nombre a la placa escrita por Fernández, quién vuelve a incursionar (cómo lo hiciera con “Puma Thurman” del disco anterior) en una letrística de cimientos cinematográficos y gótico sureño, cómo sí Flannery O'Connor fuera llevada al cine por Tarantino, otro punto alto en cuanto a letras es la de “El pan del facho” que retoma del disco Mugre la temático política en un sentido amplio y reflexivo, alejado del discurso panfletario.

En líneas generales la letrística de Juan Pablo Fernández  debiera ser estudiada en el futuro, pues su trabajo anterior en Pequeña Orquesta, y el actual en Acorazado está configurando un universo poético fértil y singular.

Otro acierto es  el sobrio y despojado diseño y las bellas fotografías de Sebastián Santana para el pack .

Los invitados, especialmente la voz de Cardenal Domínguez (Reconstrucción) y el piano de Mariano Manza Esain (Y no hace tanto) aportan lo suyo sin modificar el carácter de una obra que sin duda será recordada como uno de los mejores segundos trabajos de todos los tiempos. 



Ficha Técnica:

Producido por Mariano Esain y Acorazado Potemkin
Grabado y mezclado por Mariano Esain

Acorazado Potemkin es:
Federico Ghazarossian: bajo
Luciano Esain: batería y voz
Juan Pablo Fernández: guitarra y voz

Músicos invitados:
Beto Siless (voz en Miserere)
Cardenal Domínguez (voz en Reconstrucción)
Hernán Valente y Edu Graziadei (coros en Sabés)
Mariano Manza Esain (piano en Y no hace tanto)

Grabado por Mariano Esain en Estudios Ion el 10, 11 y 12 de marzo de 2014

Web y descarga: http://www.acorazadopotemkin.com.ar/remolino.php
 

1 de agosto de 2014

Los ladrones



Raúl González Tuñón

Ven a verlos por la mañana
con la gorra hasta las orejas.
Han desvalijado a las viejas
del Asilo de las Hermanas.

Dilapidarán sus dineros
con mujeres y malandrinos
en pocilgas y merenderos,
en milongas y clandestinos.

Oirán un tango de Pracánico
y en lo del pena ole con ole
mientras sueña con Rocambole
las muchachas en el Botánico.

Del parque Goal el payador
humedecerá sus mejillas
cantando sombrías coplillas
de sangre, de muerte y de amor.

A la noche con la mamúa
irán de pura recalada
a besar la crencha engrasada
que cantó Carlos de la Púa.

Y son humanos, inhumanos,
fatalistas, sentimentales,
inocentes como animales
y canallas como cristianos.

Ninguna angustia los desgarra
cada cual vive como quiere.
Cuando la madre se les muere
le ponen luto a la guitarra.

18 de diciembre de 2013

Ladráme cerca





Perrito x Acorazado Potemkin

Ladrá fuerte, perrito, ladrále al barrendero
que anoche me rayó contra el cordón
los sueños enormes que guardaba sólo para mí

Ladre perro, más fuerte, a esa luz que esta bajando
y me vuelve a dorar el agua negra de la calle
que te juro y te juré que nunca íbamos a tomar

El gigante que no sabe secretear te da el arroz que vos querés
El arroz que vos querés son besos de mujer de labios rayados

Ladráme cerca perrito, ¿son suyas estas manchas?
oléme, porque yo ya no sé volver
a casa, limpiame estos brillitos del ojo

El gigante que no sabe secretear te da el arroz que vos querés
El arroz que vos querés son besos de mujer de labios rayados

17 de diciembre de 2013

Salud (y un día volvimos con un post)

Ayer en el Programa de Capusotto, Iconomidis pasó un video de éste gran artista. La cosa es que se suicidó en 2009 y dejó a su familia con una deuda de 50.000 dólares en medicamentos porque el sistema de salud yankee es así, incapaz de proteger ni siquiera a alguien que está en una silla de ruedas. Ahora queda transformarlo en un artista de culto y hacer un gran negocio con las regalías, tal vez un documental con testimonios de otros artistas, que cuenten lo bueno que era. ¿Qué tiene ésto de reflexión? Nada. Amargura pura. Yankees de mierda.


13 de abril de 2013

Una brizna de paja




Ninguna sociedad puede perdurar sin crear una representación del mundo y, en ese mundo, de ella misma. Los hebreos del Antiguo Testamento, por ejemplo, plantean que hay un Dios que ha creado el mundo y que ha elegido la línea de Abraham, Isaac, Jacobo, etc, hasta Moisés como «su» pueblo. Para los griegos, para los romanos, existían representaciones globales que jugaban el mismo papel. Los occidentales modernos se han representado como aquellos que, por una parte, iban a establecer la libertad, la igualdad, la justicia y, de otra, iban a ser los artesanos de un movimiento de progresión materíal y espiritual de la humanidad entera. Nada de esto vale para el hombre contemporáneo. Éste no cree más en el progreso, excepto en el progreso estrechamente técnico, y no posee ningún proyecto político. Si se piensa a sí mismo, se ve como una brizna de paja sobre la ola de la Historia, y a su sociedad como una nave a la deriva.

Cornelius Castoriadis

30 de marzo de 2013

El complejo



quien ha, con el tiempo, acostumbrado su mente,
a la consideración de objetos complejos,
porque en esa complejidad creciente
reside, el aparente, goce intelectual,
prefiere contemplar laberintos a llanuras
mapas a estrellas y ovillos a carreteles
quien ha llegado a esa instancia alienada
en que lo laborioso aporta valor
y prefiere la literatura científica
a la literatura literaria
la palabra colonoscopía a la palabra mar
el jazz hipersofisticado al blues sensible
sentido y sincero
ese hombre que no puede evitarlo
se equivoca porque piensa
que hay un marcado favoritismo
del mundo por lo simple, lo sencillo,
lo que es "cómo la vida misma" diría
Bourdieu o escribiría
no sabe que en la delicada
pero firme construcción
creación y visualización
del enemigo
reside una inesperada complejidad
consistente en la tarea de amoldar
las sinapsis nerviosas para el odio
el intelecto para el plan de exterminio
y la imaginación para asomar al mundo sin él



24 de marzo de 2013

Lo que hicieron

se lo suele relacionar con la oscuridad
pero lo que hicieron
nada tiene que ver con longitudes de onda
ni con fotones o la ausencia de ellos
se suele hablar de años de plomo,
tal vez, porque de plomo eran las balas,
con que nos aniquilaban
pero la materia en sí nada tuvo que ver
con lo que hicieron
se recuerda muchas veces
con la imagen que trae a la mente
el grito, el llanto o el dolor
pero lo que ellos hicieron
nada tiene que ver con decibelios
se dice que detrás estaba el dinero,
el privilegio, el capital,
que lo que ellos hicieron tiene el color del dinero
pero no es suficiente
se habla del mal
pero el mal es una etiqueta
lo que ellos hicieron operó sobre el tiempo
lo que ellos hicieron se montó sobre la vida
lo que ellos hicieron lo anotaron en los genes
lo que ellos hicieron lo marcaron en la especie
porque lo que ellos hicieron
fue cancelar un futuro
introyectar el miedo
y quemar los sueños
todo ésto en el seno de nosotros
que ahora arrasados
tenemos que vigilarnos
todo el tiempo
para no morder nuestra propia carne
para no dejar partir el alma
para no traicionarnos

27 de enero de 2013

La llave





El duende escondió la llave tras su espalda y me sonrió con mirada maléfica.
—Jamás te entregaré la llave del mundo de la fantasía —gritó.
—Por favor, dámela, te daré lo que me pides —aseguré.
— ¿Lo que sea? —preguntó malicioso.
—Por supuesto
—Pues quiero a tu hija, la Dama Selenia
—Sabes que no puedes pedirme eso —mordí.
—Entonces dadme los dulces
—Pues por supuesto, aquí están, tómalos, tú primero
En cuanto se acercó con la llave asida en su mano izquierda detrás, le propiné un furibundo mazazo que lo convirtió en papilla con llave y todo.
—Al fin y al cabo, tengo una copia— pensé para mis adentros rascándome el ojo del medio.


José E. Cordeiro

6 de enero de 2013

Flexiones de mirada


No soy un "ser vivo" o siquiera un "hombre" o incluso "una conciencia", con todos los caracteres que la zoología, la anatomía social o la psicología inductiva reconocen a estos productos de la naturaleza o de la historia, soy la fuente absoluta, mi existencia no proviene de mis antecedentes, de mi ambiente físico y social, sino que va hacia ellos y los sostiene, pues soy yo quien hago ser para mí (y, por ende, ser en el único sentido que la palabra puede tener para mí) esta tradición que elijo reasumir o este horizonte cuya distancia en relación conmigo mismo se evaporaría, puesto que no le pertenece en propiedad si no estuviera yo allí para recorrerla con la mirada.  Maurice Merleau Ponty 

11 de noviembre de 2012

Flexiones de rayas

 

 

La cebra cuentista

Hubo una vez un gato de Siam que pretendía ser un león y que chapurreaba el cebraico.
Este idioma es relinchado por la raza de caballos africanos rayas.
He aquí lo que sucede: una cebra inocente está caminando por la jungla y por el otro lado se aproxima el gatito; ambos se encuentran.
“¡Hola!- dice el gato siamés en cebraico pronunciado a la perfección-. Realmente es un lindo día, ¿No? ¡El sol brilla, los pájaros cantan, el mundo es hoy un hermoso lugar para vivir!”

La cebra se asombra tanto de escuchar a un gato siamés que habla como una cebra , que queda en condiciones de ser maniatada.
De modo que el gatito rápidamente la ata, la asesina y arrastra los despojos mejores a su guarida.
El gato cazó cebras con éxito durante muchos meses de esta manera, saboreando filete mignon de cebra cada noche, y con los mejores cueros de hizo corbatas de moño y cinturones anchos, a la moda de los decadentes príncipes de la Antigua Corte de Siam
Empezó a vanagloriarse ante sus amigos de ser un león, y como prueba les ofrecía el hecho de que cazaba cebras.
Los delicados hocicos de las cebras les advirtieron que en realidad no había león alguno en las cercanías. Las muertes de las cebras provocaron que muchas de éstas soslayaran la región. Supersticiosas, resolvieron que la selva estaba hechizada por el espíritu de un león.
Un día la cebra cuentista deambulaba por ahí, y en su mente se cruzaban argumentos de historias para divertir a las otras cebras, cuando repentinamente sus ojos se iluminaron y exclamó: “¡Eso es!¡Contaré la historia del gato siamés que aprende a hablar en nuestro idioma! ¡Qué historia! ¡Esto las hará reír!”
En este precioso momento apareció ante ella el gato siamés y le dijo: “¡Hola! ¡Qué lindo día es hoy! ¿No es cierto?”
La cebra cuentista no quedó en condiciones de ser atrapada al escuchar un gato que hablaba su idioma, porque había estado pensado justamente eso.
Miró fijamente al gato, y sin saber por qué, hubo algo en su aspecto que no le gustó, de modo que le dio una coz y lo mató.
Tal es la función del cuentista.
De El idioma de los gatos, Spencer Holst

1 de octubre de 2012

Flexiones de imaginario



 

¿Por qué no podríamos nosotros comenzar postulando un sueño, un poema, una sinfonía, 
como instancias paradigmáticas de la plenitud del ser y considerar el mundo físico
como un modo deficiente... en lugar de ver las cosas de la manera inversa...?

Cornelius Castoriadis 

Los Dominios del Hombre
Las encrucijadas del laberinto

29 de septiembre de 2012



cuando esa gota se haya evaporado
tampoco estarán ya miles de recuerdos

cuando las ínfimas sales destiladas
estén perdidas y dispersas en el viento

no quedará ya demasiado
los muertos se habrán llevado
la imagen incesante de sus vivos
la marca evanescente de sus muertos

y dejarán a cambio una borrasca
en la que jugaremos nuevamente
a hacer que existan cosas,
que solo son el gesto que escapa
de nuestra fiebre, mueca inexistente,
frente al tiempo que crea la apariencia
de una gota que cae

28 de septiembre de 2012

Flexiones de temporalidad




La pintura o el desmoronamiento del tiempo en imágenes. En la exposición de la Royal Academy que había visto en Londres había varios cuadros de Maurice Denis. En París, A. había ido a visitar a la viuda del poeta Jean Follian (que había muerto en un accidente de tráfico en 1971, pocos días antes de que A. se mudara a aquella ciudad) en relación con una antología de poesía francesa que estaba preparando y que era la causa de su viaje. Madame Follain, según descubrió pronto, era hija de Maurice Denis y su piso estaba decorado con muchos de los cuadros de su padre. Ella tenía setenta y tantos años, quizá ochenta, y A. se quedó impresionado por su fortaleza parisina, su voz cascada y su devoción por el trabajo de su difunto marido. Uno de los cuadros del apartamento tenía titulo: Madelaine à 18 mois (Madelaine a los dieciocho meses), escrito por Denis en la parte superior del lienzo. Ésa era la misma Madelaine que había crecido hasta convertirse en la esposa de Follian y que acababa de invitar a entrar a A. en su apartamento. Durante un instante, sin darse cuenta, la mujer se detuvo frente al cuadro pintado casi ochenta años antes y A. comprobó, como en un increíble salto en el tiempo, que la cara de la criatura del cuadro y la de la anciana que tenía delante eran exactamente iguales. En ese preciso momento sintió que había atravesado la ilusión del tiempo humano y lo había experimentado en su propia dimensión, apenas la duración de un pestañeo. Había visto una vida entera ante él y la visión se había desmoronado en sólo un instante.

PAUL AUSTER
LA INVENCIÓN
DE LA SOLEDAD

8 de septiembre de 2012

Destapá un Merleau



El texto que sigue se refiere a la actitud de Merleau Ponty como pensador, y de alguna manera (brillante) expone una cuestión escencial en su pensamiento.

"Frente al observador absoluto, Kosmotheoros que sobrevuela el mundo para contemplarlo como espectáculo integral, sin poder habitarlo, no oponía la inexistencia de la subjetividad, sino que indagaba por qué el sujeto absoluto la disimulaba y anulaba. No suprimía lo universal en nombre de la particularidad, sino que buscaba una universalidad oblicua ─como aquella alcanzada por el pintor y por el poeta─, vertical, hecha de simultaneidad de dimensiones diferenciadas y entrelazadas, "Cohesión sin concepto" ─como aquella que hace del rojo un mundo y de una frase musical el rescate del tiempo. Al sobrevuelo no oponía la fusión, sino la tensión entre inherencia y trascendencia. No podemos suprimir las cosas ni a los otros, decía, porque vivimos con las cosas gravitando a nuestro alrededor y coexistimos con los otros por irradiación y transitividad de nuestros cuerpos. La Tierra, "suelo y cepa de nuestra vida y nuestros pensamientos", no es un punto objetivo ubicado en algún rincón de la galaxia: es nuestro mundo natal, y estamos hechos de su misma fibra. No podemos poseerlo intelectualmente sino aboliendo las cosas, ignorando a los otros, haciendo de la ciencia una "abastracción exorbitante" y de la filosofía una "arrogancia subjetiva".

Marilena de Souza Chauí. - Merleau Ponty, La experiencia del Pensamiento




24 de agosto de 2012

In Imaginar

Así como la libertad no puede de ningún modo ser un límite, sinó que siempre es un ámbito de extensión, un contorno en expansión desde dónde pararse para ver y actuar cada vez más lejos en una secuencia de potenciación con los otros, (concepto materialista de la libertad bakuninista) algo análogo ocurre con la imaginación, que se nutre y se expande hacia lo inimaginado, por eso la liberación debe buscarse en todos los aspectos imaginables e inimaginables.


17 de agosto de 2012

Pasar

Hace bastante que no escuchaba metal pasatista, fumón y bien tocado. Esta banda suena.





el cd

7 de agosto de 2012

Flexiones de sueño


Esa noche no pude pegar un ojo
el pegamento aguado
y los ojos resbalosos
me lo impidieron.

Basilis Oriedris