14 de septiembre de 2010

Dios quería verlo todo





¿Has visto la bomba atómica?


Durante un minuto entero, Basie. Una luz blanca, más fuerte que el sol, cubrió Shangai. Supongo que Dios quería ver todo.


(James Graham Ballard - El imperio del sol, 1984)


El examen combina las técnicas de la jerarquía que vigile y las de la sanción que normaliza. Es una mirada normalizadora, una vigilancia que permite calificar, clasificar y castigar. Establece sobre los individuos una visibilidad a través de la cual se los diferencia y se los sanciona. A esto se debe que, en todos los dispositivos de disciplina, el examen se halle altamente ritualizado.
En él vienen a unirse la ceremonia del poder y la forma de la experiencia, el despliegue de la fuerza y el establecimiento de la verdad. En el corazón de los procedimientos de disciplina, manifiesta el sometimiento de aquellos que se persiguen como objetos y la objetivación de aquellos que están sometidos. La superposición de las relaciones de poder y de las relaciones de saber adquiere en el examen toda su notoriedad visible.

(Michel Foucault - Vigilar y Castigar 1975)


En el acto de observar, de examinar, está contenido el Hiroshima. Es en el mismo momento en que la mirada asume toda su intencionalidad escrutadora, en el que se obtiene de su ejercicio un Saber. Como quién exprime un cítrico, así, se descarta la cáscara, así se deshecha al examinado. La mirada es una luz blanca, más fuerte que el sol. Eso también es Dios, eso también está al final del tunel, el espejismo inserto en nuestra retina, cómo condición de posibilidad del ejercicio de la violencia simbólica, por eso Dios primero y el Estado después, fueron el Poder, porque nos permitían justificar nuestra forma intrínsecamente explotadora de vincularnos, pues nosotros nunca tuvimos voluntad, solamente actuamos a imagen y semejanza.

1 comentario:

Seamus dijo...

Muy bien my friend,ya que sos mi mentor dentro de este satánico ámbito,es menester que estés nuevamente.
felicidades y salud.
Cuando quieras,comenzamos nuevamente...