11 de noviembre de 2012

Flexiones de rayas

 

 

La cebra cuentista

Hubo una vez un gato de Siam que pretendía ser un león y que chapurreaba el cebraico.
Este idioma es relinchado por la raza de caballos africanos rayas.
He aquí lo que sucede: una cebra inocente está caminando por la jungla y por el otro lado se aproxima el gatito; ambos se encuentran.
“¡Hola!- dice el gato siamés en cebraico pronunciado a la perfección-. Realmente es un lindo día, ¿No? ¡El sol brilla, los pájaros cantan, el mundo es hoy un hermoso lugar para vivir!”

La cebra se asombra tanto de escuchar a un gato siamés que habla como una cebra , que queda en condiciones de ser maniatada.
De modo que el gatito rápidamente la ata, la asesina y arrastra los despojos mejores a su guarida.
El gato cazó cebras con éxito durante muchos meses de esta manera, saboreando filete mignon de cebra cada noche, y con los mejores cueros de hizo corbatas de moño y cinturones anchos, a la moda de los decadentes príncipes de la Antigua Corte de Siam
Empezó a vanagloriarse ante sus amigos de ser un león, y como prueba les ofrecía el hecho de que cazaba cebras.
Los delicados hocicos de las cebras les advirtieron que en realidad no había león alguno en las cercanías. Las muertes de las cebras provocaron que muchas de éstas soslayaran la región. Supersticiosas, resolvieron que la selva estaba hechizada por el espíritu de un león.
Un día la cebra cuentista deambulaba por ahí, y en su mente se cruzaban argumentos de historias para divertir a las otras cebras, cuando repentinamente sus ojos se iluminaron y exclamó: “¡Eso es!¡Contaré la historia del gato siamés que aprende a hablar en nuestro idioma! ¡Qué historia! ¡Esto las hará reír!”
En este precioso momento apareció ante ella el gato siamés y le dijo: “¡Hola! ¡Qué lindo día es hoy! ¿No es cierto?”
La cebra cuentista no quedó en condiciones de ser atrapada al escuchar un gato que hablaba su idioma, porque había estado pensado justamente eso.
Miró fijamente al gato, y sin saber por qué, hubo algo en su aspecto que no le gustó, de modo que le dio una coz y lo mató.
Tal es la función del cuentista.
De El idioma de los gatos, Spencer Holst

1 de octubre de 2012

Flexiones de imaginario



 

¿Por qué no podríamos nosotros comenzar postulando un sueño, un poema, una sinfonía, 
como instancias paradigmáticas de la plenitud del ser y considerar el mundo físico
como un modo deficiente... en lugar de ver las cosas de la manera inversa...?

Cornelius Castoriadis 

Los Dominios del Hombre
Las encrucijadas del laberinto

29 de septiembre de 2012



cuando esa gota se haya evaporado
tampoco estarán ya miles de recuerdos

cuando las ínfimas sales destiladas
estén perdidas y dispersas en el viento

no quedará ya demasiado
los muertos se habrán llevado
la imagen incesante de sus vivos
la marca evanescente de sus muertos

y dejarán a cambio una borrasca
en la que jugaremos nuevamente
a hacer que existan cosas,
que solo son el gesto que escapa
de nuestra fiebre, mueca inexistente,
frente al tiempo que crea la apariencia
de una gota que cae

28 de septiembre de 2012

Flexiones de temporalidad




La pintura o el desmoronamiento del tiempo en imágenes. En la exposición de la Royal Academy que había visto en Londres había varios cuadros de Maurice Denis. En París, A. había ido a visitar a la viuda del poeta Jean Follian (que había muerto en un accidente de tráfico en 1971, pocos días antes de que A. se mudara a aquella ciudad) en relación con una antología de poesía francesa que estaba preparando y que era la causa de su viaje. Madame Follain, según descubrió pronto, era hija de Maurice Denis y su piso estaba decorado con muchos de los cuadros de su padre. Ella tenía setenta y tantos años, quizá ochenta, y A. se quedó impresionado por su fortaleza parisina, su voz cascada y su devoción por el trabajo de su difunto marido. Uno de los cuadros del apartamento tenía titulo: Madelaine à 18 mois (Madelaine a los dieciocho meses), escrito por Denis en la parte superior del lienzo. Ésa era la misma Madelaine que había crecido hasta convertirse en la esposa de Follian y que acababa de invitar a entrar a A. en su apartamento. Durante un instante, sin darse cuenta, la mujer se detuvo frente al cuadro pintado casi ochenta años antes y A. comprobó, como en un increíble salto en el tiempo, que la cara de la criatura del cuadro y la de la anciana que tenía delante eran exactamente iguales. En ese preciso momento sintió que había atravesado la ilusión del tiempo humano y lo había experimentado en su propia dimensión, apenas la duración de un pestañeo. Había visto una vida entera ante él y la visión se había desmoronado en sólo un instante.

PAUL AUSTER
LA INVENCIÓN
DE LA SOLEDAD

8 de septiembre de 2012

Destapá un Merleau



El texto que sigue se refiere a la actitud de Merleau Ponty como pensador, y de alguna manera (brillante) expone una cuestión escencial en su pensamiento.

"Frente al observador absoluto, Kosmotheoros que sobrevuela el mundo para contemplarlo como espectáculo integral, sin poder habitarlo, no oponía la inexistencia de la subjetividad, sino que indagaba por qué el sujeto absoluto la disimulaba y anulaba. No suprimía lo universal en nombre de la particularidad, sino que buscaba una universalidad oblicua ─como aquella alcanzada por el pintor y por el poeta─, vertical, hecha de simultaneidad de dimensiones diferenciadas y entrelazadas, "Cohesión sin concepto" ─como aquella que hace del rojo un mundo y de una frase musical el rescate del tiempo. Al sobrevuelo no oponía la fusión, sino la tensión entre inherencia y trascendencia. No podemos suprimir las cosas ni a los otros, decía, porque vivimos con las cosas gravitando a nuestro alrededor y coexistimos con los otros por irradiación y transitividad de nuestros cuerpos. La Tierra, "suelo y cepa de nuestra vida y nuestros pensamientos", no es un punto objetivo ubicado en algún rincón de la galaxia: es nuestro mundo natal, y estamos hechos de su misma fibra. No podemos poseerlo intelectualmente sino aboliendo las cosas, ignorando a los otros, haciendo de la ciencia una "abastracción exorbitante" y de la filosofía una "arrogancia subjetiva".

Marilena de Souza Chauí. - Merleau Ponty, La experiencia del Pensamiento




24 de agosto de 2012

In Imaginar

Así como la libertad no puede de ningún modo ser un límite, sinó que siempre es un ámbito de extensión, un contorno en expansión desde dónde pararse para ver y actuar cada vez más lejos en una secuencia de potenciación con los otros, (concepto materialista de la libertad bakuninista) algo análogo ocurre con la imaginación, que se nutre y se expande hacia lo inimaginado, por eso la liberación debe buscarse en todos los aspectos imaginables e inimaginables.


17 de agosto de 2012

Pasar

Hace bastante que no escuchaba metal pasatista, fumón y bien tocado. Esta banda suena.





el cd

7 de agosto de 2012

Flexiones de sueño


Esa noche no pude pegar un ojo
el pegamento aguado
y los ojos resbalosos
me lo impidieron.

Basilis Oriedris


22 de julio de 2012

Flexiones de TV

Parece ser que hace tiempo que pasan por la TV Pública Yankee (Si, ellos tb tienen tv pública y el Football Americano para todos) un programa del cual les dejo 60 minutos de muestra. Cuando vean la presentación, van a empezar a buscar en youtube "Live from the artists den" todo el tiempo...


17 de julio de 2012

Caldero cascado




La palabra humana es como un caldero cascado en el que tocamos melodías para hacer bailar a los osos, cuando quisiéramos conmover a las estrellas.


Gustave Flaubert (en Madame Bovary)

Flexiones de cabeza


Qué hay en el fondo de nosotros

 Por Juan Forn

 En el Museo Metropolitan de Nueva York hay una salita llena de trivia vienesa de fines del siglo dieciocho. Entre cucharas y platos y abanicos rococó hay un busto escalofriante hecho en estaño. Es una cabeza calva, de tamaño apenas mayor al de una cabeza natural, cosa que la hace doblemente inquietante, porque además es una cabeza gacha: para verle los rasgos hay que agacharse literalmente porque lo que nos ofrece si nos mantenemos erguidos es la nuca, la tensión de los tendones del cuello, la humillación desesperada de esa cabeza que rehúsa mirarnos. Lo primero que uno piensa frente a ella es que pide a gritos que la saquen de esa sala atiborrada de trivialidad. Lo segundo que uno piensa es lo que sería entrar en la misma salita y que sólo estuviera ese busto: las paredes desnudas, la luz baja y esa tremenda cabeza gacha. Y de ahí pasar a la salita siguiente, y de ahí a la siguiente, y de ahí a la siguiente, y ver así las sesenta cabezas que esculpió Franz Xavier Messerschmidt a fines del siglo dieciocho, en una cabaña perdida en Bratislava, luego de ser despreciado por “temperalmente inestable” en la corte de Viena.

28 de mayo de 2012

Las obstrucciones ideológicas

DIALOGOS › JOOS ULRICH HEINTZ, CARTONERO Y MATEMATICO

“Para hacer tecnología, antes hay que superar las obstrucciones ideológicas de los investigadores”

De chico fue considerado “infradotado”. Terminó en un reformatorio y allí, a los 16 años, escribió su primera obra de teatro. Doctor en matemática, lingüista y antropólogo cultural, Joos Ulrich Heintz, de origen suizo, es investigador del Conicet y docente en la UBA. Su obsesión es vincular la ciencia con el desarrollo: fue cartonero y manejó una planta recicladora de la Ceamse.



 Por Verónica Engler para Página 12

–¿Cuándo comenzó su afición por la matemática?

–En el primario fui un desastre y en el secundario también, odiaba la matemática. Creo que el talento para la matemática no existe, uno tiene que tener ganas o no, pero matemática puede aprender cualquiera, hasta yo (se ríe). Si yo tengo algún talento es para los idiomas, me resulta muy fácil aprender idiomas, trabajar con textos, lo hice toda mi vida. A los once años empecé a escribir literatura, no me perfilaba para nada como científico, sino como escritor y actor.

–¿Y cuándo se produce el cambio?
–Hasta los dieciséis años mi vida era un despelote descomunal, hubo épocas en las que no comía todos los días y estuve más de un año sin casa. De pequeño yo tenía un comportamiento que no parecía normal para los chicos. Entonces, tanto los vecinos como la familia y mis padres pensaban que yo era infradotado, por lo que me querían mandar a una escuela especial para chicos con problemas mentales. Pero mi madre empezó a tener dudas del diagnóstico de mis vecinos (se ríe), y fue a ver al maestro que me estaba asignado. El estaba especializado en chicos difíciles, y le dijo que íbamos a probar que fuera a una escuela normal. Ese maestro me salvó la vida. Yo muy rápidamente aprendí a leer, lo que me permitió cierto grado de independencia, y en los primeros años de la escuela empecé a desarrollar mis propios intereses que, en la primaria, era sobre todo historia.

18 de mayo de 2012

Ocurrencias



Que el niño aún no piensa significa que está lleno de fantasías, de ocurrencias, lleno de una simpatía. Entonces, con esa concepción, festejamos la ocurrencia y la cancelamos como pensamiento, porque es una ocurrencia risueña y sabemos que todavía no es pensamiento. Cuando festejamos la ocurrencia nada más que como ocurrencia, estamos desestimando el pensamiento, y él también desestima su pensamiento porque piensa que nosotros pensamos que es cosa de chicos todavía. Este mecanismo de reconocimiento que tenemos es peor que el desconocimiento, porque le quita el estatuto de voz auténtica capaz de pensar genuinamente en el terreno en que transcurre.


Ignacio Lewkowicz
PEDAGOGÍA DEL ABURRIDO

12 de mayo de 2012

Capas de doctrinas



Los chicos tienen preocupaciones muy genuinas; cualquier maestra puede dar cuanta de ello. Por ejemplo, una maestra contó que una de las nenas que iba al jardín y cuyo padre había muerto llevó la preocupación a la sala y lo hizo tema; empezaron a hablar entre los chicos con una curiosidad muy genuina y sin preguntarle nada a la maestra. Cada uno contaba acerca de sus experiencias, había algunas afectaciones con los videogames –porque hubo chicos que preguntaron si murió de todas las vidas o le quedaba alguna-.
Se había armado algo así como una asamblea en que se pusieron a pensar descubriendo qué pasa con los muertos, descubriendo que es un problema; y después lo llevaron a la casa. Mi esposa le preguntó a la maestra qué hizo ella. Y ella decía que primero quería meterse para enseñarles “que no, que están en el cementerio”, después quería meterse para coordinar, y finalmente se dio cuenta de que tenía que estar, nomás, estar para que fuese una situación de aula. Y que le costaba mucho ese “estar, nomás”.
Digamos que si la maestra quería “meterse” es que estaba afuera. Y quería meterse en tanto que maestra.
O sea que en tanto que maestra tenía que “meterse”. Hubiera sido muy distinto si ya hubiera estado adentro. Pero en tanto que maestra tenía que abolirse si quería estar adentro, tenía que ser una nena más pensando donde está su abuelo. Ahora se me cruza preguntarme en serio dónde está mi abuelo, o si lo tengo ya establecido por capas de doctrinas. Me parece que jugar o pensar con los chicos es hacerse entonces esas preguntas en serio también, no callarse la respuesta verdadera, y volver a preguntar, constituirse en ese mecanismo de pensamiento. Porque si uno les habla desde afuera a los chicos, que están pensando, entonces ellos ya saben que lo que uno les va a decir no les va a servir.

Ignacio Lewkowicz 
PEDAGOGÍA DEL ABURRIDO

2 de mayo de 2012

Imagen y semejanza



En el comienzo, Dios creó al gato a su imagen y semejanza. Y, desde luego, pensó que eso estaba bien. Porque, de hecho, estaba bien. Salvo que el gato era holgazán y no deseaba hacer nada. Entonces, más adelante, después de algunos milenios, Dios creó al hombre. Únicamente con el objeto de servir al gato, de darle al gato un esclavo para siempre. Al gato, Dios le había dado la indolencia y la lucidez; al hombre, le dio la neurosis, la habilidad manual y el amor por el trabajo. El hombre se dedicó de lleno a eso. Durante siglos construyó toda una civilización basada en la inventiva, la producción y el consumo intenso. Una civilización que, en suma, escondía un único propósito secreto: darle al gato cobijo y bienestar. Es decir que el hombre inventó millones de objetos inútiles, y por lo general absurdos, sólo para producir los contados objetos indispensables para la comodidad del gato: el radiador, el almohadón, el tazón para la leche, el tacho con aserrín, el tapiz, la alfombra, la cesta para dormir y puede que incluso la radio, porque a los gatos les gusta mucho la música. Sin embargo, los hombres ignoran esto. Porque lo desean así. Porque creen ser los bendecidos, los privilegiados. Tan perfectas son las cosas en el mundo de los gatos.

 "Los esclavos" 
Jacques Sternberg

5 de abril de 2012

yo por ver lagartijas



COPLAS DEL VINO

Nervioso, pero sin duelo
A toda la concurrencia
Por la mala voz suplico
Perdón y condescendencia.

Con mi cara de ataúd
Y mis mariposas viejas
Yo también me hago presente
En esta solemne fiesta.

¿Hay algo, pregunto yo
Más noble que una botella
De vino bien conversado
Entre dos almas gemelas?

El vino tiene un poder
Que admira y que desconcierta
Transmuta la nieve en fuego
Y al fuego lo vuelve piedra.

El vino es todo, es el mar
Las botas de veinte leguas
La alfombra mágica, el sol
El loro de siete lenguas.


Algunos toman por sed
Otros por olvidar deudas

Y yo por ver lagartijas
Y sapos en las estrellas.

El hombre que no se bebe
Su copa sanguinolenta
No puede ser, creo yo
Cristiano de buena cepa.

El vino puede tomarse
En lata, cristal o greda
Pero es mejor en copihue
En fucsia o en azucena.

El pobre toma su trago
Para compensar las deudas
Que no se pueden pagar
Con lágrimas ni con huelgas.

Si me dieran a elegir
Entre diamantes y perlas
Yo elegiría un racimo
De uvas blancas y negras.

El ciego con una copa
Ve chispas y ve centellas
Y el cojo de nacimiento
Se pone a bailar la cueca.

El vino cuando se bebe
Con inspiración sincera
Sólo puede compararse
Al beso de una doncella.

Por todo lo cual levanto
Mi copa al sol de la noche
Y bebo el vino sagrado
Que hermana los corazones.

NICANOR PARRA

15 de marzo de 2012

Santos serán los poderosos

Disparos en la madrugada (el destino de los Romanov)

Por Raul Alzogaray

Las once personas que iban a morir abandonaron sus habitaciones poco después de las dos de la mañana. Primero salió Nicolás, que llevaba en brazos a su hijo Alejandro, de trece años. Lo siguieron su esposa Alejandra y las cuatro jóvenes hijas del matrimonio. Por último salieron la doncella, el médico, el asistente y el cocinero de la familia. Todos iban tranquilos y en silencio. Les habían dicho que iban a trasladarlos a un lugar más seguro, porque el ejército enemigo se acercaba a la ciudad.

Los hicieron esperar en un cuartito sin muebles, iluminado por una lámpara eléctrica que colgaba del techo. Alguien llevó dos sillas y Nicolás depositó suavemente a su hijo en una de ellas. De repente, diez hombres armados con pistolas y revólveres entraron al cuarto. Jacobo Yurovsky, jefe del escuadrón, se paró delante de Nicolás y le dijo que, dado que los simpatizantes de la monarquía seguían atacando a la Rusia soviética, las autoridades de la región lo habían sentenciado a muerte. La ejecución se llevó a cabo de inmediato.

Nicolás murió enseguida. Después, el escuadrón le disparó al resto de la familia y a sus acompañantes. El humo espeso e irritante que desprendían las armas impedía ver a las otras víctimas. Algunos tiradores hirieron accidentalmente a sus propios compañeros. Los gritos de las mujeres eran más fuertes que los sonidos de los disparos. Yurovsky hizo salir a sus hombres. Estuvieron un rato en el pasillo, con la garganta y los ojos irritados por el humo, alterados por lo que estaban haciendo. Del cuarto salían quejidos y sollozos.

12 de marzo de 2012

Eje

Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje.
Henry Cartier-Bresson


3 de marzo de 2012

Locura





Todo lo que hay que saber acerca de Adolph Eichmann

OJOS.................................................. Normales
PELO.................................................. Normal
PESO.................................................. Medio
ESTATURA.............................................. Media
CARACTERÍSTICAS ESPECIALES............................ Ninguna
NUMERO DE DEDOS....................................... Diez
NUMERO DE DEDOS DE LOS PIES........................... Diez
INTELIGENCIA.......................................... Normal

¿Qué esperabas?

¿Espolones?

¿Enormes incisivos?

¿Saliva verde?

¿Locura?

Leonard Cohen
Flowers for Hitler (1964)

28 de febrero de 2012

Flexiones de imbecilidad

Me había prometido a mi mismo después de más de 2 años de mantener un blog ultrapolítico, no hacer comentarios de política (al menos de actualidad) en éste desganado y cansino blog de cuestiones de "más vuelo".

Pero ésto es el colmo de la imbecilidad política que se expresa en el macrismo de un modo que se acerca al "happening".



El Gobierno de la Ciudad que subsidia millonariamente la educación privada, que paga vía subsidio directo un cargo que las escuelas públicas no tienen, el qué destina sin importar las carencias, los mismos fondos para una escuela de Lugano que para una de Belgrano, ese gobierno le pide a los ciudadanos que se compadezcan de los pobres olvidados de los centros de apoyo escolar (y escuelas rurales) y donen útiles.

No se me ocurre un insulto que empareje el agravio.

18 de febrero de 2012

Dudas


"Ignatius percibió que algunos atuendos eran lo bastante nuevos y lo bastante caros como para ser considerados sin duda ofensas al buen gusto y la decencia. La posesión de algo nuevo o caro sólo reflejaba la falta de teología y de geometría de una persona. Podía proyectar incluso dudas sobre el alma misma del sujeto."

John Kennedy Toole

16 de febrero de 2012

Soldados de mente

Soldados de Salamina de Javier Cerca está para descargar en pdf acá



Lo leí después de años de esperar a ver si bajaba el precio del libro, lo que nunca pasó, pero al subir el precio de los demás productos y servicios es como que los libros ahora están relativamente baratos (entre 15 y 40 viajes en subte, por ejemplo)

Me intrigaba desde siempre porque tiene que ver con Rafael Sanchez Mazas uno de los fascistas españoles que fundó "La falange" y que además fue el padre de mi querido y admirado "Chicho Sánchez Ferlosio".

Así es que el libro (Non Fiction?) se ocupa en su primera mitad de desentrañar un oscuro suceso històrico en donde Sanchez Mazas es fusilado y logra escapar. Ahora bien, en la segunda mitad del libro aparece un personaje que hace que todo el resto cobre sentido y la historia se torne imprescindible.

Por lo demás, Cercas escribe bien, en un estilo posmoderno y autorreflexivo y con el plus de contar alguna situación vivida con Roberto Bolaño.

Recomendable 100%

Se que se llevò al cine pero na la ví.

22 de enero de 2012

No es eso...



No es eso. Trato de conservar mi cuerpo en buen estado. Quizás esté muerto, no lo sé. Hay algo que habría que hacer y que no hago. No me lo han enseñado. Este año he envejecido mucho. He fumado ocho mil cigarrillos. Me ha dolido, a menudo, la cabeza. No obstante debe haber una manera de vivir; algo que no se encuentra en los libros. Hay seres humanos, hay personajes; pero de un año al otro apenas si reconozco las caras.

No respeto al hombre; sin embargo, lo envidio.


Michel Houellebecq

10 de enero de 2012

Flexiones de estructura



...Verdaderamente, creo que los seres humanos están más explicados por su nivel y su posición social, que por su historia personal. Y eso es muy violento. Si uno le dice a alguien: “Vos pensás tal cosa, pero es normal porque son las ideas típicas de tu ambiente”, la gente lo toma muy mal. Prefieren ser explicados por una neurosis infantil o por sus signos astrales. Pero si uno le dice: “Tenés la opinión típica de un gran burgués”, desprecian la explicación. Pero esa reducción a la sociología es sumamente violenta, de una violencia inusitada...

 Michel Houellebecq