18 de diciembre de 2013

Ladráme cerca





Perrito x Acorazado Potemkin

Ladrá fuerte, perrito, ladrále al barrendero
que anoche me rayó contra el cordón
los sueños enormes que guardaba sólo para mí

Ladre perro, más fuerte, a esa luz que esta bajando
y me vuelve a dorar el agua negra de la calle
que te juro y te juré que nunca íbamos a tomar

El gigante que no sabe secretear te da el arroz que vos querés
El arroz que vos querés son besos de mujer de labios rayados

Ladráme cerca perrito, ¿son suyas estas manchas?
oléme, porque yo ya no sé volver
a casa, limpiame estos brillitos del ojo

El gigante que no sabe secretear te da el arroz que vos querés
El arroz que vos querés son besos de mujer de labios rayados

17 de diciembre de 2013

Salud (y un día volvimos con un post)

Ayer en el Programa de Capusotto, Iconomidis pasó un video de éste gran artista. La cosa es que se suicidó en 2009 y dejó a su familia con una deuda de 50.000 dólares en medicamentos porque el sistema de salud yankee es así, incapaz de proteger ni siquiera a alguien que está en una silla de ruedas. Ahora queda transformarlo en un artista de culto y hacer un gran negocio con las regalías, tal vez un documental con testimonios de otros artistas, que cuenten lo bueno que era. ¿Qué tiene ésto de reflexión? Nada. Amargura pura. Yankees de mierda.


13 de abril de 2013

Una brizna de paja




Ninguna sociedad puede perdurar sin crear una representación del mundo y, en ese mundo, de ella misma. Los hebreos del Antiguo Testamento, por ejemplo, plantean que hay un Dios que ha creado el mundo y que ha elegido la línea de Abraham, Isaac, Jacobo, etc, hasta Moisés como «su» pueblo. Para los griegos, para los romanos, existían representaciones globales que jugaban el mismo papel. Los occidentales modernos se han representado como aquellos que, por una parte, iban a establecer la libertad, la igualdad, la justicia y, de otra, iban a ser los artesanos de un movimiento de progresión materíal y espiritual de la humanidad entera. Nada de esto vale para el hombre contemporáneo. Éste no cree más en el progreso, excepto en el progreso estrechamente técnico, y no posee ningún proyecto político. Si se piensa a sí mismo, se ve como una brizna de paja sobre la ola de la Historia, y a su sociedad como una nave a la deriva.

Cornelius Castoriadis

30 de marzo de 2013

El complejo



quien ha, con el tiempo, acostumbrado su mente,
a la consideración de objetos complejos,
porque en esa complejidad creciente
reside, el aparente, goce intelectual,
prefiere contemplar laberintos a llanuras
mapas a estrellas y ovillos a carreteles
quien ha llegado a esa instancia alienada
en que lo laborioso aporta valor
y prefiere la literatura científica
a la literatura literaria
la palabra colonoscopía a la palabra mar
el jazz hipersofisticado al blues sensible
sentido y sincero
ese hombre que no puede evitarlo
se equivoca porque piensa
que hay un marcado favoritismo
del mundo por lo simple, lo sencillo,
lo que es "cómo la vida misma" diría
Bourdieu o escribiría
no sabe que en la delicada
pero firme construcción
creación y visualización
del enemigo
reside una inesperada complejidad
consistente en la tarea de amoldar
las sinapsis nerviosas para el odio
el intelecto para el plan de exterminio
y la imaginación para asomar al mundo sin él



24 de marzo de 2013

Lo que hicieron

se lo suele relacionar con la oscuridad
pero lo que hicieron
nada tiene que ver con longitudes de onda
ni con fotones o la ausencia de ellos
se suele hablar de años de plomo,
tal vez, porque de plomo eran las balas,
con que nos aniquilaban
pero la materia en sí nada tuvo que ver
con lo que hicieron
se recuerda muchas veces
con la imagen que trae a la mente
el grito, el llanto o el dolor
pero lo que ellos hicieron
nada tiene que ver con decibelios
se dice que detrás estaba el dinero,
el privilegio, el capital,
que lo que ellos hicieron tiene el color del dinero
pero no es suficiente
se habla del mal
pero el mal es una etiqueta
lo que ellos hicieron operó sobre el tiempo
lo que ellos hicieron se montó sobre la vida
lo que ellos hicieron lo anotaron en los genes
lo que ellos hicieron lo marcaron en la especie
porque lo que ellos hicieron
fue cancelar un futuro
introyectar el miedo
y quemar los sueños
todo ésto en el seno de nosotros
que ahora arrasados
tenemos que vigilarnos
todo el tiempo
para no morder nuestra propia carne
para no dejar partir el alma
para no traicionarnos

27 de enero de 2013

La llave





El duende escondió la llave tras su espalda y me sonrió con mirada maléfica.
—Jamás te entregaré la llave del mundo de la fantasía —gritó.
—Por favor, dámela, te daré lo que me pides —aseguré.
— ¿Lo que sea? —preguntó malicioso.
—Por supuesto
—Pues quiero a tu hija, la Dama Selenia
—Sabes que no puedes pedirme eso —mordí.
—Entonces dadme los dulces
—Pues por supuesto, aquí están, tómalos, tú primero
En cuanto se acercó con la llave asida en su mano izquierda detrás, le propiné un furibundo mazazo que lo convirtió en papilla con llave y todo.
—Al fin y al cabo, tengo una copia— pensé para mis adentros rascándome el ojo del medio.


José E. Cordeiro

6 de enero de 2013

Flexiones de mirada


No soy un "ser vivo" o siquiera un "hombre" o incluso "una conciencia", con todos los caracteres que la zoología, la anatomía social o la psicología inductiva reconocen a estos productos de la naturaleza o de la historia, soy la fuente absoluta, mi existencia no proviene de mis antecedentes, de mi ambiente físico y social, sino que va hacia ellos y los sostiene, pues soy yo quien hago ser para mí (y, por ende, ser en el único sentido que la palabra puede tener para mí) esta tradición que elijo reasumir o este horizonte cuya distancia en relación conmigo mismo se evaporaría, puesto que no le pertenece en propiedad si no estuviera yo allí para recorrerla con la mirada.  Maurice Merleau Ponty